• Universidad Pedro de Gante
  • Universidad Pedro de Gante

DESARROLLO EMOCIONAL EN LOS NIÑOS

24 de Abril de 2013

Desarrollo emocional en los niños.

Las emociones son una expresión natural del ser humano con ellas nos defendemos, saber cómo desarrollarlas es una parte importante de nuestro crecimiento, para ello necesitamos aprender de diferentes situaciones que se nos presentan.

Cuando se es un niño lo primero que hacen es imitar a los adultos, observan las situaciones y como se reacciona, cuando ellos están en una situación similar imitan al adulto con la misma reacción.

Hay que prestar atención a las necesidades emocionales de los niños, esto nos puede ayudar en el crecimiento de las habilidades sociales y escolares. 

Las emociones son muy complejas de entender para los adultos, pero son más para los niños de descifrar ya que ellos están aprendiendo a conocer cada uno de los sentimientos que los rodean, ellos se guían de los adultos para comprender cada una de las emociones que sienten en determinada situación. Los niños pasan por varias etapas estas los  dirigen a tomar decisiones ante un camino un otro y eligen la opción que ven en sus papas ya que los niños de entré 0 a 7 años van viendo las emociones de acuerdo a lo que sienten y no ven las consecuencias de sus acciones no es que se porten mal o estén haciendo algo malo es lo que ellos creen que está bien porque lo ven en los adultos. Ellos demuestran sus emociones conforme van creciendo el afecto, el amor y el enojo.

 

Los adultos tenemos mucha responsabilidad en lo que los niños aprenden sobre las emociones si crecen en un hogar en el que diariamente ven violencia ellos crecerán creyendo que eso es lo correcto pero si pasa al contrario saben diferenciar entre los bueno y lo malo.

En la escuela también se tiene un compromiso ya que en este pasan la mayor parte del tiempo y se da un vínculo diferente al de un padre, los profesores son modeladores del crecimiento intelectual y emocional de sus alumnos. Dentro de un salón de clases se manejan muchas emociones ya que cada niño es diferente, por tal razón se tiene que tener un manejo del aula con cordialidad, comprensión, respeto, confianza, comunicación, sinceridad y cooperación. 

Cada niño tiene conciencia de su propia personalidad se les tiene que decir que emoción están sintiendo para que comprendan cada una de ellas, llevar a cabo ese trabajo nos va a dar como resultado una inteligencia emocional para que lleguen  tomar su propia identidad, razonar sobre lo que pasa a su alrededor. Para hacerlos conscientes de sus cambios se tiene que hablar con ellos constantemente orientarlos a que cada acción que tomen en base a sus emociones tiene una consecuencia, si se presentan la ira, el enojo, los berrinche la mejor solución es hacerlo entender sobre lo que está pasando en vez de gritarle y regañarlo por lo que está haciendo ya que nadie le ha enseñado porque está pasándole eso, por eso se tiene que ubicar al niño sobre sus emociones, estos cambios suelen ser muy fuertes y como cualquier persona rechazamos al principio los cambios por ser algo nuevo. 

Las emociones son parte fundamental de nuestra vida, sobre todo cuando somos niños porque se empieza a desarrollar las afecciones personales y sociales.  Es cuando se es niño adoptamos características similares a los amigos imitamos a los padres y a maestros, por tal motivo se empieza a buscar una identidad propia.

Conforme el niño va creciendo muestra actitudes diferentes cuando se nace presentan todas las emociones para captar la atención de los padres, entre los 3 - 4 años se presentan las emociones pero no las comprende solo hace lo que ve en casa, cuando inicia preparación en preescolar de 4- 8 años es cuando busca su propia identidad pero aun así está observando todo lo que pasa a su alrededor comienza a tomar como modelo a los adultos que se encuentran a su alrededor, de entre 9 – 12 empiezan a formarse los cambios en su actitud ya que se le empieza a tratar como grande y se presenta el rechazo al cambio, de los 13 – 16 años de edad presentan las emociones magnificadas ya que sienten que no son comprendidos y toman actitudes de rechazo hacia todo lo que los rodea que sea una autoridad.  Cuando demuestran una inteligencia emocional sobre lo que los rodea, es cuando su conducta les permite ser más independientes,  esto pasa cuando entran en la pre –adolescencia, se permiten interactuar con el medio ambiente y social.  Todos estos cambios en el niño a adolescente se pueden ir moldeando si se tiene un ambiente sano y de comunicación con los padres.  En el desarrollo emocional hay variaciones de frecuencia e intensidad así como la duración. Conforme vamos creciendo nuestras emociones también, vamos comprendiendo el sentido de cada emoción y como controlarlos a esto se le llama inteligencia emocional.

Al tomar conciencia sobre las emociones de cada niño tendremos niños con una percepción positiva hacia ellos mismos y hacia el mundo esto les dará una inteligencia emocional ayudaremos a favorecer el aprendizaje, su maduración, su bienestar personal y su convivencia, con esto favorecemos su autoestima.   

Hay que entender y ayudar a los niños a comprender cada sentimiento, nosotros como adultos no entendemos nuestras emociones reaccionamos diferente a cada situación, la inteligencia emocional está en proceso, ellos que están pequeños nos ven e imitan nuestras acciones, somos un reflejo de ellos, las emociones nos dominan y si no sabemos cómo controlarlas sobrepasan nuestro aspecto, a los niños les pasa  igual pero magnificado porque ellos ven en los adultos y creen que es lo correcto. 

 

 

Sección Ensayos. Colegio Aída Rodríguez Sánchez. Colegio en Monterrey. Escuela Privada en Monterrey